La respuesta al llamado, se da desde la gratitud

camino

Soy Hna. Graciela Ester Castro. Nací en la Provincia de Entre Ríos- Argentina. En mi adolescencia descubrí el gran Amor de Dios para conmigo manifestado en las simples y en las pequeñas cosas que me habían ocurrido en mi vida. Pero también, en las experiencias más significativas de mi vida de Fe como son los Sacramentos, especialmente el de la Reconciliación; a través del cual, pude reconocer que Dios es infinitamente Misericordioso y Bueno por lo cual nunca me había abandonado. Esto me llevó a pensar en mucha gente que andaría por caminos extraviados, tan sólo, por no conocer al Señor Jesús y de su Amor para con ellos.

Yo estaba convencida de que la persona que se encontraba con Él ya no podría seguir igual, pues, encontraría el sentido profundo de su existir. Creo, que este fue el MOTOR interno que me movió a dar una respuesta a ese llamado que yo sentía en mi interior “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” (Mc. 9,34). Así fue, como a los 25 años decidí dejarlo todo y seguir al Señor. Desde entonces, estoy dando respuesta a ese llamado desde mi Consagración Religiosa como Misionera Sierva del Espíritu Santo en Paraguay. Concretamente, el Amor de Dios Trinitario me impulsa a estar siempre dispuesta para “salir al encuentro” de otros y otras para compartir ese Don que he recibido gratuitamente, y que en la actualidad, se hace realidad de manera particular, con las Jóvenes que inician su camino de seguimiento en nuestra Congregación.

Deja un comentario