Abriendo nuevos caminos

Nuestro objetivo primordial es el servicio de la proclamación de la Buena Nueva. Fieles a nuestras tareas tradicionales, buscaremos nuevos caminos para responder a las exigencias de la misión de la Iglesia en el mundo actual. (Constitución 103)