Hermanas Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua (SSpSAP)

(Visita su página web)

Como su nombre lo indica, las Hermanas se han consagrado en forma especial al Espíritu Santo. La adoración que día y noche hacen delante del Santísimo expuesto es su manera de honrar y amar a Dios Uno y Trino.

En 1898, el P. Arnoldo Janssen le pide a María Elena Stollenwerk que ingrese a la Congregación de las Hermanas Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua, fundada el 8 de diciembre de 1896. obra que iba a ser consolidada definitivamente por su sucesora: María Micaela Tönnies.

No sólo el traje de las hermanas «Siervas del Espíritu Santo de la Adoración Perpetua» es inusual. Quien entra al convento se despide para siempre del mundo. Sólo a través de una reja pueden comunicarse las mujeres de la Orden con el mundo exterior. La película echa un vistazo en la vida de las «hermanas rosa» en Steyl.