Colegio Espíritu Santo de Juan León Mallorquín

Este colegio actualmente cubre casi todos los niveles de enseñanza, tiene, a igual que las demás casas, un origen humilde y sacrificado, sello característico de las obras de Dios.

Comenzó su accionar con la llegada de las Hermanas: Josefina Yamada, Gislindis Felder y Juana Beatriz Duarte. De los pequeños toldos de paja en el predio de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, al actual complejo edilicio del Colegio Espíritu Santo, hay un largo sendero de entrega, de lucha y de generosidad de muchas docentes SSpS, como de otras que se abocaron a respaldarlas cubriendo la gama de necesidades que entraña toda comunidad.

Desde los primeros años, esta casa de estudios abrió sus puertas a jóvenes de todo el país, quienes tenían interés, además de recibir una buena enseñanza, descubrir su verdadera vocación de servicio a sus semejantes. Muchas de ellas optaron por esa vida de entrega a Dios y hoy conforman la gran familia Arnoldina.

En la actualidad, este complejo edilicio que encierra un sin fin de Gracias y Bendiciones, esfuerzos, sacrificios y valentía cuenta con modernas instalaciones necesarias para el logro de una enseñanza eficiente. Como la sociedad está en constante cambio y los avances de la ciencia y la tecnología nos trae a diario nuevos desafíos y exigen una reflexión especial para no llegar al estancamiento y obsolencia de métodos de enseñanza de la misma institución.

La educación en nuestro colegio supone hoy un fuerte reto profesional e institucional que estamos asumiendo con responsabilidad, confianza y fe puesta en el Espíritu Santo, protector, guía y patrono de Nuestro Centro Educacional.


1968 – 2018

 50 años de fundación

 


El colegio alberga a más de mil niños y jóvenes, está ubicado en el Departamento del Alto Paraná. Hace casi cincuenta años que colabora con la educación de tantos estudiantes del mismo pueblo y otros aledaños. (Haz clic en la imagen y visite la página social)

Ubicación específica: